“Es fundamental seguir trabajando en la formación del personal científico”

“Es fundamental seguir trabajando en la formación del personal científico”

De paso por el INIDEP, lugar donde trabajó en el inicio de su carrera, el Dr. Juan Valero habló sobre sus actividades en Estados Unidos y su interés por el ámbito pesquero.

prueba tamaño-5561

Nacido en Mar del Plata hace 39 años, el Dr. Juan Luis Valero regresó a nuestra ciudad para brindar un curso de capacitación sobre evaluación de recursos en el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP). En esta charla, este investigador graduado en la universidad local cuenta cómo se insertó en el ámbito internacional y cuáles son las actividades que lleva adelante en el Centro para Avances de Metodología de Evaluación Poblacional en los Estados Unidos.

 

-¿Dónde realizó sus estudios universitarios?

-Empecé en la Universidad Nacional de Mar del Plata; egresé con un título de Licenciado en Ciencias Biológicas en 1998. Fue una experiencia muy buena, me pude nutrir de la muy buena educación que brinda la universidad pública, donde también encontré buena gente para trabajar. Luego realicé una Maestría y un Doctorado en Pesquerías en la Universidad de Washington, en Seattle. Fue una experiencia muy enriquecedora.

-¿De dónde proviene su interés por el ámbito pesquero?

-Siempre me interesaron las pesquerías, siempre me gustaron. Tal vez fue la familia; tíos abuelos y dos abuelos pasaron gran parte de su vida en el mar. Haber nacido en Mar del Plata, gustarme ir a pescar desde chico y tener miembros de la familia relacionados con la pesca debe haber ayudado, pero siempre me interesaron las pesquerías.

-Entonces, tomó la decisión de empezar con biología…

-Empecé con la carrera, y me dediqué a la biología marina y a adquirir experiencia en pesquerías a través de diferentes trabajos. Por ejemplo, aquí en INIDEP trabajé en 1995 con vieira patagónica, una pesquería que en ese momento era nueva. A medida que fue pasando el tiempo me interesaron cada vez más diferentes cuestiones de las pesquerías. Por eso aquí en Mar del Plata fui tomando los cursos que había disponibles en ese momento y fui capacitándome de distintas formas.

-¿Cómo fue su inserción en el ámbito internacional?

-La idea siempre fue adquirir nuevos conocimientos y aprender cada vez más. Empecé a buscar diferentes opciones y supe que en Estados Unidos, la Escuela de Pesquerías de la Universidad de Washington, Seattle, era una de las mejores del mundo. Gracias a una beca Fulbrigth que logré obtener pude comenzar mi Maestría en esa casa de altos estudios [La beca Fulbright promueve la capacitación de graduados universitarios a través de maestrías o doctorados en los Estados Unidos].

-En la actualidad, ¿dónde desarrolla su trabajo?

-En el Centro para Avances de Metodología de Evaluación Poblacional (CAPAM, en inglés), una institución que se encuentra en Estados Unidos. Allí no trabajo en una especie en particular para hacer una evaluación de recursos pesqueros. Lo que yo hago es desarrollar y evaluar métodos nuevos para que las evaluaciones pesqueras sean correctas, ver qué métodos son más apropiados que otros y desarrollar documentación que demuestre las mejores prácticas en evaluaciones de recursos pesqueros.

DSC_5576

-La capacitación que brinda aquí en INIDEP tiene que ver con eso…

-Claro, lo que vinimos a hacer aquí es brindar un curso de evaluación de recursos pesqueros usando una herramienta que se utiliza en todo el mundo pero no tanto aquí en Sudamérica, que se llama Stock Synthesis. El curso está financiado por la Estrategia de Ciencia Internacional de la Administración Atmosférica y Oceánica Nacional de Estados Unidos (ISS-NOAA, en inglés). Stock Synthesis es una plataforma estadística que permite tener una mejor descripción de la dinámica poblacional en aspectos muy importantes para tener en cuenta, por ejemplo, cuál es la cantidad de un recurso pesquero en el mar, cuántos se podrían pescar de manera sustentable y otra información sensible para asesorar a quienes hacen el manejo de la actividad pesquera. Parte de mi trabajo es ver qué métodos son mejores para realizar la tarea de evaluación que realizan los científicos de todo el mundo. Las actividades que junto a mis colegas de la Universidad de Concepción de Chile y del Servicio Nacional de Pesquerías de Estados Unidos estamos desarrollando aquí es de educación y trabajo a la par con los científicos, lado a lado, para ayudar a usar este método ya no sólo desde un punto de vista teórico sino también práctico, algo aplicado y que ellos puedan utilizarlo en su trabajo a futuro.

-¿Esta actividad finaliza ahora o continúa en los próximos años?

-La idea es que estos sean los primeros y no lo últimos, algo así como “cursos-semilla” y a partir de ellos comenzar a crecer y brindar más capacitaciones en las áreas donde haya necesidades. Ese es un aspecto que a mí me interesa mucho, ya que yo agoté todas las posibilidades de formación en pesquerías antes de irme al exterior, en el 99. En 2001 volví con un colega a dar un curso similar a este, pero con un grado menor de complejidad. La idea es volver cada vez que podemos para darle continuidad a estos proyectos.

-Recién hizo mención a su trabajo inicial en el INIDEP…

-Sí, incluso comencé como voluntario antes de recibirme de Licenciado. Principalmente, me concentré en vieira patagónica; de hecho, el último tiempo que pasé aquí en INIDEP lo dediqué a ver cuestiones de crecimiento de este molusco. Además, trabajé como observador a bordo en campañas de merluzas y en campañas de vieira, embarcado en buques comerciales.

-Teniendo una mirada más amplia por su trabajo desarrollado en el exterior, ¿qué puede destacar de la investigación marina y pesquera que se lleva adelante aquí?

-Hay una gran capacidad para hacer campañas de investigación, eso es muy importante. También hay una infinidad de grupos de trabajo que abarcan múltiples disciplinas; se estudia desde el zooplancton hasta predadores de nuestra plataforma y de distintos lugares del país. Por eso es fundamental seguir trabajando para proveer a la formación continua del personal del Instituto y así estar en los estándares internacionales y obtener ventajas de esa posición.