El Protocolo de los Observadores a Bordo

El Protocolo de los Observadores a Bordo

Desde ese sector de trabajo del INIDEP se recopila información de importancia sobre las distintas especies de nuestro mar que es utilizada por los investigadores.

oro en el mar

Entre las diferentes actividades que lleva adelante el Programa Observadores a Bordo de Buques Comerciales, se destaca la recopilación de información sobre diferentes recursos pesqueros de interés para el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP). Para ello, los integrantes de este sector de trabajo cuentan con un “Protocolo”, un manual de procedimiento que indica cuáles son los datos relevantes para tomar y luego volcar a los diferentes Programas del Instituto con el objetivo de favorecer la evaluación del sistema ecológico en explotación para llevar adelante una actividad pesquera responsable.

Existen diferentes protocolos que recopilan información en diversos niveles. Uno general, que reúne datos de las características del buque en el que se encuentra el observador, como el largo y ancho (eslora y manga), los tipos de motor, instrumental de navegación, instrumental de detección de cardúmenes, rol de la tripulación, consumos de combustible, entre otros.

Además, se toman datos de puente, es decir, los que están relacionados con la operación de pesca. Entre ellos, fecha de inicio y final del lance, posición inicial y final, temperatura de superficie, presión atmosférica, velocidad y rumbo del buque. Dentro de este mismo set de datos, se encuentran la información de captura; los más importantes, la captura total de esa operación de pesca y la captura por especie.

Merluza

Los protocolos específicos están orientados a recopilar información más detallada sobre los recursos pesqueros de interés para el INIDEP. En este sentido, se realizan dos tipos de muestreo biológico. El primero de ellos, es extensivo y consiste en tomar muestras de talla (largo) y sexo de manera tal de que todas las tallas presentes en la captura estén también representadas en la muestra. El tamaño mínimo de estas muestras varía según la especie y la dispersión de las tallas.

El otro muestreo que se realiza a bordo es de carácter intensivo en el que se toma una parte de los ejemplares de una muestra para analizar cada in­dividuo de manera más exhaustiva. Así, se regis­tran los pesos del ejemplar entero y vacío, de sus gónadas, del hígado, etc. Se determina el estado de madurez gonadal, el grado de replesión estomacal y su contenido y, finalmente, se extraen otolitos o escamas para determinación de la edad.

La información que se obtiene en estos protocolos dirigidos a especies suele ser la misma para cada una de ellas a lo largo del tiempo. Si bien existen modificaciones o requerimientos nuevos por parte de cada Programa basados en los estudios que realizan, es fundamental contar con los mismos datos para poder realizar una evaluación adecuada en base a estas series de tiempo.

En este sentido, es importante que la metodología para la recopilación de datos perdure para poder comparar información fidedigna y así arribar a los mejores resultados posibles.

Luego de un proceso de revisión y corrección, todo este cúmulo de datos se vuelca a un servidor interno llamado Observer, al cual los investigadores acceden para poder realizar diferentes actividades correspondientes a cada sector de trabajo.

Observadores a Bordo de Buques Comerciales es un Programa del INIDEP que realiza el seguimiento de la actividad de los buques pesqueros con el objetivo de obtener la mejor información para la evaluación y administración del sistema ecológico en explotación que permita desarrollar una pesca responsable.