La vieira patagónica

La vieira patagónica

Desde el inicio de esta pesquería, Estado y empresas desarrollan tareas conjuntas en busca de una actividad pesquera sustentable. Aspectos generales del recurso.

   vieria patagónica395

Merluza, calamar, langostino. Entre la gran cantidad de recursos pesqueros que el Mar Argentino posee, estos parecen ser los de mayor resonancia a nivel nacional. Sin embargo, existe una gran cantidad de especies sometidas a explotación y con colocación en las principales plazas del mercado internacional. Entre ellas figura la vieira patagónica (Zygochlamys patagonica), un molusco de importancia comercial que se exporta a Estados Unidos, Francia y Canadá, entre tantos otros, y cuya pesquería posee un alto grado de desarrollo. Integrantes del Programa Pesquerías de Moluscos Bentónicos del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) orientan sus actividades al estudio de esta especie, con el objetivo de recopilar información de la mejor calidad, y que cuenta con el apoyo de las empresas que explotan el recurso.

La vieira patagónica es un molusco bivalvo que vive en el fondo del mar y se encuentra en profundidades que oscilan entre los 40 y 200 metros, cuya zona de distribución comprende el área que se extiende desde el sur de Uruguay hasta la provincia de Tierra del Fuego. Si bien este sector es muy extenso, las principales concentraciones (“bancos”) y más productivas se localizan entre los 39º 30’ y 42º30’ (desde la provincia de Buenos Aires hasta el norte del Golfo San Jorge, frente a las costas de Chubut, aproximadamente), a profundidades que varían entre 80 y 120 metros.

DSC_12581

En estos bancos, científicos del INIDEP realizan diferentes campañas de investigación en los últimos meses de cada año, a fin de recopilar datos biológico-pesqueros para el análisis y evaluación del recurso. De esta manera, se genera información actualizada que sirve de base para sugerir las medidas de manejo adecuadas para el desarrollo de una pesca sustentable.

La explotación de vieira comenzó a mediados de la década del 90, luego de la realización de un exitoso programa llevado adelante entre el Estado y las empresas, por medio del cual se recopilaron los primeros datos sobre la pesquería, registrándose su potencial.

Y esta estrategia de cooperación se ha mantenido a lo largo del tiempo, plasmándose en un plan de manejo que tiene como objetivo mantener la sustentabilidad de la pesquería.

Vieira cubierta

Además de las aperturas y cierres de áreas de pesca, tallas mínimas para captura de ejemplares, establecimiento de una Captura Máxima Permisibles y otras normas que suelen ser comunes para muchas pesquerías, el plan de manejo de la vieira patagónica contempla una normativa que conjuga a las instancias pública y privada de la actividad: la obligación por parte de las empresas de disponer de sus buques para investigación pesquera. Bajo la dirección de profesionales del INIDEP, 20 días por año las embarcaciones deben estar disponibles para tareas científicas, que se llevan adelante entre octubre y diciembre de cada año.

Además, como una de las fuentes de información complementarias, cada buque debe contar con un observador científico designado por el INIDEP en los viajes de pesca, que de acuerdo a un protocolo determinado recopila información específica de importancia.

Así, los investigadores pueden recopilar toda la información necesaria sobre el recurso y las zonas de pesca, que luego de procesados e interpretados sirven de base para sugerir las medidas de manejo adecuadas para la vieira.

Cabe aclarar que, en el marco de la colaboración entre programas de investigación, también se registra información de utilidad para el Programa Pesquerías de Condrictios y el Laboratorio de Ecología Experimental entre otros.

Además, los miembros del Programa Pesquerías de Moluscos Bentónicos interactúan con colegas de los Programas Observadores a Bordo; Desarrollo de Artes de Pesca, Método de Captura y Transferencia de Tecnología; Desarrollo de Productos, Procesos y Transferencia de Tecnología; Ambiente Marino; y los Gabinetes de Biomatemática, Histología y Muestreo de Desembarque, con el fin de desarrollar conjuntamente distintos tipos de informes y trabajos científicos.